Poesia

Home

POEMAS DE CONFESIONARIO
de Miguel Gómez S.

 

 

 

salvas de amor

juegos de luna isleña
luce redondeces acariciantes
envuelta en conchovino
poblado por flores, nativo
descubro paisajes cercanos
a formar la cruz de la dicha,
comulgo con el pecado delicioso
y forzada a sumision me estrecha
y regala
riegos de agua bendita y,
mecernos en un canto gregoriano
las campanas del puerto
tocan mi sensibilidad católica y,
la bendigo en inacablables
salvas de amor, imploro
misericordia, no vaya a ocurrir
que nos muramos de goces
castigados por manuales
de confesiones, infames

siguiente

 


 

 

anterior

titulados en palpaciones


como destellos de peces
adriáticos se mueven
felicidades conforman
placeres circulares
humecidos por lluvias
interiores, jadeos
en habitaciones costeras,
oleadas tormentosas
rasgan las noches
desaparecidas en comuniones
modernas exploraciones
de ciegos sabios,
titulados en palpaciones
que huyen mar afuera
y queda como un fondo,
un dejo de tristeza
crónica, habitante
arraigado en tierras
foráneas

siguiente


 

 

anterior

estrujar evocaciones


a solas estrujo evocaciones
malignas castigan períodos
en rictus amargos, a veces
comprendo soledad y otros
rasgos perfilados a golpes
de conciencia creada por
avesmarías corporales;
lecturas diseñaron sueños
tímido avanzo miradas
sobre agravios, violencias
morigeradas por actuales
cobardes, y borran dibujos
pecaminosos de una vida
separada fue, duele admitir
mortalidad vislumbrada
en placeres, acciones, mirón
de calles, y queda una vista
alargada a mi primera foto,
juegos, gritos, dolores al
abrir para fundir humedades
y como herrero atizar el fuego
que derrama chispas en noche
mágica, y dormir como Noé
la borrachera

siguiente


 

 

anterior

precario me levanto

precariedad despierta de mañana
y me pone sobre la cuerda
de pensamientos titubeantes
como descarga de rayos
continuos carboniza certezas,
despedazadas yacen como árboles
abatidos en roces expansionistas
en trascendencias efímeras
busco, materiales reconstructivistas
con senales de humo
confundidas por nubes
sospechosas de debilidades,
empujadas por vientos
entrópicos, precario
me levanto, el mundo
se yergue penoso

siguiente


 

 

anterior

cuadros vísceras futuras


como galopes inesperados
golpean techos los cascos,
chispas revelan cuadros
vísceras futuras vacías
de contenidos agoreros
en adioses, cuerpos
se divierten timados
por realidades construídas
a decretos condicionados
del orden, jocosa ríe
la burla durante la noche
a carcajadas la brasa.
Algunos suspiros decantan
pausas, recomienzo mojado
por luces divina, sobre
refregadores refriega, refriega,
pálpitos armónicos,
Dios, Dios, eres genial,
corre, corre, galopa, galopa

siguiente


 

 

anterior

interrogaciones provincianas

aplastado por vino siciliano
con aromas a temporales
denuncian grados de inteligencia,
inánime asisto a mi funeral
de primera en carroza
de cuatro caballos de fuerza,
atrás caminan mis padres
con interrogaciones provincianas,
talvez mejor evitar retorcijones de vida
algunas copas crispadas con quiebres
internos en guerras imperecederas,
dijeron,
camino calle dirección campo
santo sembrado por cruces
y mansiones como visión
de payaseo de gusanos
iguales en hedores que,
avanzo rumbo a una crisis
literaria como único agobio
cadavérico

siguiente

 

 

 

anterior

rieles aceitados

como tren destino Chahuilco
avanzo bajo cielos donde desaparecen
casas matinales cierran otros sueños
que se desplazan sobre rieles aceitados
con esperanzas de mundo,
el hueón mesiánico arrastra
rémora sesentona con envejecimientos
de jubilados políticos con improntas
a afiches desplegados en memoria
consistente, inseguro busca la llave
para abrir la puerta desaparecida
de una casa habitada por forasteros
de ninez, misericordiosos satánicos
dijeron el paraíso cercano,
descarrilado busco una orientación
paralela en un tren , ojalá nunca
parta de esa estación del sur

 

 


volver arriba

copyright